Reclamación judicial

Nuestro equipo de abogados, una vez ponderada la viabilidad de la reclamación judicial, pone en marcha el procedimiento judicial pertinente,  adecuando dicha acción a cada tipo de impago, con el único objetivo de reducir costes judiciales y tiempo en la recuperación de la deuda.

Uno de los aspectos más problemáticos de los procedimientos iniciados en vía contenciosa, es conseguir la notificación en sede judicial al deudor, ya que por desgracia es habitual que el deudor eluda las notificaciones y no quiera ser localizado. En   contamos también con la colaboración de Procuradores muy experimentados, y que son pieza clave para llevar a cabo este tipo de notificaciones personales, consiguiendo con su actuación una gran reducción en los tiempos para llegar a la vía de apremio sobre los bienes de los deudores.

En  nos preocupamos para que el cliente tenga a su disposición en todo momento información actualizada del estado en que se encuentra su reclamación, consiguiendo con ello tener conocimiento puntual de los tiempos del procedimiento.